En la naturalidad de no saber que somos observados, y mucho menos fotografiados, se muestra nuestra esencia. Para nosotras, en este caso observadoras, se abre un divertido camino de imaginar como son las vidas de nuestros retratados.
Barcelona. A pie de calle.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies