Nos encanta hacer retratos de niños; es una manera de volver, por un momento, a lo mejor de la infancia; y más si se trata de evocar aquellos momentos en los que, como todos los niños, disfrutábamos disfrazándonos.

En este caso hemos disfrazado a Anxo, le hemos caracterizado como un pirata: con su gorro, su parche en el ojo e incluso un loro. Y lo hemos situado en un minimalista paisaje marino. Caen las primeras gotas de agua, igual hasta se avecina una tormenta… pero lo que vaya a suceder a partir de aquí, ya no solo nos concierne a nosotras, ni al propio Anxo. Cada cual es libre de interpretar, es libre de imaginar… Nosotras creemos que ésta es una de las mejores cosas que nos brinda nuestra profesión!!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies